Alejandra Arratia participó en 30° Coloquio Interdisciplinario de la Educación

La presentadora, Alejandra Arratia, junto al académico José Weinstein.

La presentadora, Alejandra Arratia, junto al académico José Weinstein.

En la instancia, organizada por la Facultad de Educación, la Coordinadora Nacional de la Unidad de Currículum y Evaluación del Mineduc expuso sobre los desafíos que tiene el currículum nacional.

El pasado lunes 25 de abril, la Facultad de Educación UDP organizó el 30° Coloquio Interdisciplinario de la Educación, donde la Coordinadora Nacional de la Unidad de Currículum y Evaluación del Ministerio de Educación, Alejandra Arratia, habló sobre “Educación como derecho: Desafíos y oportunidades para el Currículum Nacional”.

Para la psicóloga, el contexto actual que vive Chile respecto a las reformas educativas condiciona de forma directa la política curricular, por lo que la planificación del currículum nacional es un nuevo desafío.

Arratia manifestó que esta tarea no corresponde en un 100% a la institución donde trabaja. “El Ministerio de Educación no tiene facultades para definir el currículum por sí mismo. Dada la relevancia de la definición curricular, el legislador (la ley), la deja fuera del ministerio, en términos de que pone una institucionalidad autónoma del Ministerio de Educación para evaluar estas definiciones y validarlas”, explicó.

Respecto al trabajo, la experta sostuvo que a corto plazo tienen que pensar en cómo sentar la política nacional, pues su compromiso es mandarla al Consejo Nacional de Educación luego de llegar a las conclusiones que llegaron sobre cómo Chile debe comprometerse para desarrollar de buena forma el currículum.

“Es importante que el país pueda dotarse de una institucionalidad y pueda fortalecer procesos para hacer esto con un cierto estándar de calidad”, afirmó.

Sobre el sistema de evaluación integral, la coordinadora comentó que, desde una perspectiva interna, los desafíos son generar una retroalimentación de los estudiantes, una retroalimentación de la práctica docente y una articulación con el currículum.

En tanto, desde el punto de la evaluación nacional, los desafíos son la alineación con el currículum y sus estándares y la minimización del estrechamiento curricular.

Otro desafío es cómo mejorar el uso de recursos a la luz del aprendizaje. Por ejemplo, Arratia aseguró que el porcentaje de deserción ha aumentado enormemente en tercero y cuarto medio y, además, que los jóvenes llegan a segundo medio con el mismo nivel.

Para la coordinadora, esto implica un duro trabajo y se tiene que relacionar con las competencias evaluativas desde el área docente, ya que es importante “poder evaluar aquellos aprendizajes que están en el currículum y retroalimentar la enseñanza en base a esos procesos de evaluación”.