Con éxito se realizó tercer Campamento Pedagógico de Ciencias en el Parque Nacional La Campana

La actividad, que desde el 2014 organiza el Círculo de Ciencias de la Facultad de Educación, se ha posicionado como una oportunidad única para que los y las estudiantes apliquen en terreno los contenidos aprendidos en la sala de clases.

whatsapp-image-2016-11-11-at-13-48-44El pasado miércoles 9 de noviembre se dio inicio a la tercera versión del Campamento Pedagógico de Ciencias, actividad que forma parte de los cursos de Ciencias Naturales y Estudios Sociales de segundo año de Pedagogía Básica, con el objetivo de dar una mirada didáctica a los contenidos vistos en el aula.

El campamento, realizado en el Parque Nacional La Campana, se extendió por tres días y consistió en que tanto profesores como estudiantes, junto con niños y niñas que actualmente cursan su enseñanza básica, pudieran salir de sus aulas para aplicar sus conocimientos científicos en terreno.

Hasta el año pasado, el campamento se había realizado junto a estudiantes de entre quinto y octavo básico de la academia de Ciencias de la Escuela República del Ecuador. Sin embargo, este año un grupo de estudiantes de la escuela para sordos Santiago Apóstol tuvieron la oportunidad de incorporarse a la actividad.

Frente a este nuevo desafío, los y las estudiantes realizaron un curso introductorio al lenguaje de señas y contaron con el apoyo de traductores para poder llevar a cabo las actividades junto a ellos.

Javiera Garrido, estudiante de segundo año de Pedagogía Básica, comentó que la participación de estudiantes de la Escuela Santiago Apóstol fue la experiencia más valorable del campamento: “Fue lo que más nos marcó. Al principio estábamos súper nerviosos, pero finalmente fue muy valorable. Aprendimos a enseñar contenidos súper concretos con una salida mucho más didáctica y pedagógica”.

En esto concuerda su compañera Camila Gómez: “Poder comunicarme con lenguaje de señas con un niño que nunca había conocido era impactante, porque había momentos en que tú quedabas en el aire y no sabías cómo expresarte, pero a la vez fue enriquecedor para lo que estamos estudiando”.

“En mi enseñanza básica o media nunca salimos a un parque, ni siquiera a un museo para poder evidenciar las cosas que nos enseñaban. Encuentro que este tipo de actividades es demasiado importante, porque el aprendizaje es mucho más significativo”, agregó Javiera.

Durante la estadía, los y las estudiantes universitarios debieron recorrer un sendero de kilómetro y medio junto con los niños y las niñas de ambos colegios, mientras realizaban actividades que consistieron en el reconocimiento de la flora y fauna local junto a talleres de educación ambiental y astronomía.

“Es interesante ver cómo nuestros estudiantes y los niños se relacionan con el medio. Es un espacio de libertad y aprendizaje súper interesante, y justamente nuestro principal foco es que aprendan que el espacio público también es una sala de clases”, comenta Felipe Kong, profesor y coordinador del área de Didáctica de las Ciencias de la Facultad.

De cara al próximo año, Kong agrega que “tenemos como desafío incorporar a la actividad estudiantes de Educación Parvularia. Además, queremos trabajar junto a profesores que ya están en ejercicio, que son los futuros colegas de nuestros estudiantes y quienes están frente a una sala de clases en estos momentos. Esa es nuestra meta 2017”.

image1