Concluye el financiamiento Mecesup para el Programa de Mejora Institucional “Profesores para el Siglo XXI”

La reunión se desarrolló en la Facultad de Educación UDP.

La reunión se desarrolló en la Facultad de Educación UDP.

El viernes 18 de marzo se realizó la reunión de cierre del proyecto, adjudicado en el año 2012, la cual fue presidida por el decano Horacio Walker.

Luego de tres años de trabajo y con una reunión realizada el viernes 18 de marzo de 2016, en la cual participaron autoridades del Ministerio de Educación, de la Facultad de Educación y de la adminsitración central de la Universidad Diego Portales (UDP), concluyó el financiamiento externo del Programa de Mejora Institucional (PMI): “Profesores para el Siglo XXI”.

El proyecto se ejecutó  a partir de  la firma de un convenio de desempeño en formación inicial entre la Facultad de Educación UDP y el programa de Mejoramiento de la Calidad y la Equidad en la Educación Superior (MECESUP). Su objetivo general fue mejorar la experiencia y resultados de aprendizaje de los estudiantes de pregrado, y fortalecer las capacidades académicas de la Facultad, aportando graduados de excelencia al sistema educacional del país, así como aumentando su influencia en el debate educacional.

En la reunión, presidida por el decano de la Facultad de Educación, Horacio Walker, participó la coordinadora ejecutiva del PMI y secretaria académica de la Facultad, Rut Correia; el Vicerrector Académico, Cristóbal Marín; La Vicerrectora de Pregrado, Danae de los Ríos, La Directora de Postgrados e Investigación, Paula Barros; el Director de Análisis Institucional, Sebastián Pérez; y  académicos y representantes estudiantiles de la facultad, que presentaron los mecanismos utilizados para llevar a cabo el PMI y la experiencia que surgió de esta implementación.

Por parte del Ministerio de Educación participaron Martín Centeno, jefe del Departamento de Financiamiento Institucional; Francia Vera y Betsabé Sánchez, analistas de la Unidad Académica del Departamento de Financiamiento Institucional; y César Marilaf, analista de Gabinete, todos de la División de Educación Superior (Divesup) del Mineduc.

El decano Horacio Walker resaltó que el PMI era el instrumento mediante el cual se pretendió dar un impulso al proyecto de desarrollo de la Facultad. “Nuestra visión de lo que significa el ambiente institucional que se requiere para que se pueda formar un buen profesor fue lo que nosotros plasmamos en este PMI”, sañaló.

“Hablábamos que una Facultad, para tener un buen profesor, requería capacidades para ofrecer una buena formación disciplinaria y didáctica, capacidades para ofrecer una formación práctica y bien consolidada. Requería tener un sistema de monitoreo de los aprendizajes, tener un menú amplio de apoyos a los estudiantes, una docencia de excelencia y un cuerpo académico altamente motivado. También requiere estar muy vinculada a la investigación y conectada con redes internacionales”, añadió Walker.

El decano señala que “estos eran los supuestos que estaban detrás de la propuesta y la cuenta que rendimos muestra cómo estas distintas iniciativas forman parte de un todo y creemos que hemos avanzado significativamente en el desarrollo de la Facultad como la imaginamos. Y debería ser capaz cada vez más de mostrar con indicadores de distinto tipo cómo nuestros estudiantes pueden llegar a ser muy buenos profesores, por el tipo de formación inicial que tienen”.

Por otra parte, el Vicerrector Académico de la UDP, Cristóbal Marín, destacó que el PMI ayudó a fortalecer la Facultad de Educación: “Una de las cosas que le da sentido público a la UDP es tener una buena Facultad de Educación, que sea influyente y que permita ser modelo para otras facultades de educación en el futuro. Creo que tenemos una muy buena Facultad, que puede ser un ejemplo para otras facultades de educación en el país”.

Para el Vicerrector Académico, el proyecto “es un buen ejemplo de cómo articular las distintas dimensiones que debe tener una facultad, es decir, pregrado, postgrado y la investigación. Es muy difícil lograr un nivel de articulación relevante entre estas cosas y yo creo que este proyecto en su formación y en su ejecución posterior es un logro importante en esa dirección, que sirve mucho como aprendizaje institucional para repetir esto en otras facultades”.

En ese contexto, la Vicerrectora de Pregrado, Danae de los Ríos, destacó que el PMI “nos ha obligado a pensar como institución que ese modelo es instalable en otras facultades, y lo que nos está haciendo ahora reflexionar es que el proceso de planificación que se inicia este año en la universidad tiene que seguir este modelo”.

“La universidad ganó un PMI y el proyecto estratégico de la vicerrectoría de pregrado es el PMI. No hay otra cosa en los próximos tres o seis años, por lo tanto todas las fichas están puestas en las iniciativas que están programadas en esos proyectos”, manifestó.

Martín Centeno, representante de la Divesup, celebró la realización del proyecto en los plazos acordados: “Sabemos lo complejo que es hacer cambios en tres años y nos tranquiliza que haya impacto institucional”.

Finalmente, Francia Vera concluyó que “este proyecto, a nivel de sistema, ha cumplido con éxito sus compromisos. Eso para nosotros es súper importante, no solo por la capacidad que tuvieron de visualizar hacia adelante estos tres años, que era un desafío muy grande, sino también cómo se han ido sumando, evolucionando e innovando en el camino a nuevas tendencias y nuevos desafíos que se han planteado en el sistema y lo han asumido de buena manera”.