Doctorado en Educación UAH-UDP dio inicio al año académico 2016

La nueva generación cuenta con tres estudiantes y uno de los grandes objetivos del programa apunta a la ejecución del plan de mejora con miras a la re-acreditación en 2017.

El pasado lunes 14 de marzo, el Doctorado en Educación, impartido por la Facultad de Educación de la Universidad Diego Portales, en conjunto con la Universidad Alberto Hurtado, dio inicio al año académico con tres nuevos estudiantes.

Durante la jornada, se realizó una reunión con todos los estudiantes del programa para dar inicio al año, mientras que las clases oficiales comenzaron el martes 15 de marzo.

Para el 2016, una de las nuevas estudiantes es Pamela Montero, quien es Psicóloga de la Universidad de Chile y que actualmente está finalizando su tesis en el Magíster en Métodos para la Investigación Social UDP. “Me interesa el análisis crítico de las políticas educativas y sus diversos dispositivos, relacionados con el acceso, permanencia, desempeño y resultados, en su relación con el sistema económico y político, mercado y democracia”, comentó.

Otra recién ingresada al programa es Paulina Araya, Licenciada en Ciencias Exactas, Licenciada en Educación y Profesora de Enseñanza Media de Matemática y Física de la Universidad de Chile, quien tiene como uno de sus principales temas de interés el estudio en cómo afectan las matemáticas a las dinámicas en la sala de clases. “El tema de investigación a desarrollar durante el doctorado estará enfocado a estudiar los procesos de cambio en las prácticas docentes de los profesores que enseñan matemática en escuelas municipales de Santiago”, dijo.

Por su parte, Fabián Inostroza, Profesor de Educación General Básica y Magíster en Educación mención Dificultades del Aprendizaje, ambos cursados en la Pontificia Universidad Católica de Chile, tiene interés en la producción de políticas educativas para promover la equidad y justicia social. “Me interesa investigar la relación entre educación y pobreza. Particularmente, me motiva profundizar en el conocimiento de la forma en la cual los agentes educativos que se desempeñan en escuelas en contextos de pobreza tienen que responder ante el desafío de educar en búsqueda de la calidad educativa”, sostuvo.

Esta es la primera vez que el Doctorado tiene a cuatro generaciones en régimen, siendo la de cohorte 2013 la más próxima a ser los primeros egresados del programa. Para el nuevo secretario académico, Sebastián Howard (UDP), el objetivo para el 2016 es consolidar el trabajo realizado durante los últimos años.

Respecto a los nuevos estudiantes, Howard aseguró que  “tenemos altas expectativas, ellos son muy buenos profesionales de sus áreas y con temas todavía en borrador, pero muy interesantes. Da la impresión de que va a ser como las otras, o sea, una muy buena generación”.

Finalmente, el académico se refirió al camino que tiene el programa de cara a una reacreditación a fines de 2017, luego de que en diciembre de 2015 fuera acreditado por dos años. “La idea es apuntar lo más alto posible, puesto que esperamos tener egresados y poder aspirar a más de tres años de acreditación. Siempre hemos tenido dos años, pero esperamos pasar esa barrera dado que tendremos egresados”, sostuvo.

Para ello, Howard explicó que para llegar a la nueva acreditación, el programa debe demostrar lo exitoso que es. “La manera es ejecutar de buena forma todos los planes de mejora que se han puesto como exigencia de parte de la Comisión Nacional de Acreditaciones y los planes de mejora que internamente el Doctorado decidió: robustecer las líneas de investigación, mejorar los modelos de tutoría de los profesores a los doctorados y en otros puntos más internos, que tienen que ver con ‘aceitar’ los procesos u optimizar la trazabilidad de lo que vamos haciendo”, cerró.