Experto en educación y tecnología Miguel Nussbaum participó en 31° Coloquio Interdisciplinario de la Educación

Miguel Nussbaum expuso ante académicos de la Facultad de Educación UDP.

Miguel Nussbaum expuso ante académicos de la Facultad de Educación UDP.

En la instancia organizada por la Facultad de Educación UDP, el académico de la U. Católica expuso sobre cómo el uso de TICs debería mejorar el aprendizaje escolar, una realidad que aún no se alcanza.

En el marco del 31° Coloquio Interdisciplinario de la Educación, organizado el 30 de mayo por la Facultad de Educación de la Universidad Diego Portales, el académico de la U. Católica Miguel Nussbaum expuso sobre “El potencial de las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC) para mejorar los aprendizajes, promesa que aún no se hace realidad”.

En la oportunidad, Nussbaum comenzó contextualizando cómo la tecnología y la interactividad se desarrollan en el día a día, involucrándose directamente en la vida de todos. “La interactividad está acá y se quedó, pero tenemos que entender cómo aprovecharla. Nos damos cuenta de que todo esto no ocurre de forma aislada, sino a nivel país, con comunidades, que están completamente interconectadas”, dijo.

Para poder evaluar cómo es la realidad dentro del aula de clases, el académico –ganador en 2011 del Premio a la Innovación en Educación de Chile, AVONNI-, junto a un equipo de trabajo, realizó en 2014 un estudio para saber cuánto conocimiento tenían los estudiantes de segundo ciclo básico, estudiando los resultados del Simce.

Nussbaum explicó que los resultados fueron negativos, sobre todo en matemáticas. “Lo que nosotros observamos en la muestra nacional, de 220 mil alumnos, es que el 23% de ellos lograban estándares de aprendizaje adecuado en séptimo y octavo. La mala noticia es que el 67% de los alumnos no lo lograba”, sostuvo.

Así, el equipo de Nussbaum llegó a la conclusión de que no eran los niños y niñas quienes tenían problemas, sino que era el sistema. “Lo que tenemos que hacer es respetar los ritmos de los niños. Me he dado cuenta de que cada uno tiene su propio ritmo y no el del currículum”, aseguró.

Relacionando la educación y la tecnología, el experto fue claro al decir que dar un computador a cada uno de los niños y niñas no cambiará el sistema, ya que si no se utilizada adecuadamente, no se podrán ver resultados más alentadores de cara al futuro.

“No es un tema tecnológico. Para mí, claramente, hoy tenemos un problema pedagógico, no tecnológico. La tecnología puede hacer muchas cosas, pero mientras no cambiemos el foco pedagógico, el uso de la tecnología simplemente encandila a los niños”, dijo.

Respecto a utilizar el juego como una metodología potente de aprendizaje y para motivar que los estudiantes se involucren en el quehacer dentro del aula, el académico comentó que “hay que entender que el modelo pedagógico tiene que estar realmente alineado con el modelo lúdico. El juego no puede ser algo independiente de lo pedagógico”.

En otro punto, Nussbaum definió cuáles son las características que deben tener los profesores y profesoras para poder producir un real cambio. Una es saber manejar la tecnología, donde se requiere un lenguaje y entender la cultura en la que se vive actualmente, mientras que otra característica es conocer el currículum.

También se debe tener una buena metodología para cubrir las falencias que el sistema tiene y generar buenas instancias de evaluaciones. “Evaluar no es castigar, sino que entender el estado del niño para ayudarlo en su aprendizaje. Y para mí, evaluar es poder manejar el ritmo de aprendizaje de los niños”, complementó.

Finalmente, concluyó que es importante tener la capacidad de comunicarse de buena forma, ya que hay que hacer llamativa la clase para los niños y niñas, algo que se relaciona directamente con la actitud al momento de realizar la clase.