Pedagogía en Educación Diferencial realizó su jornada participativa de autoevaluación

Durante la jornada se trabajó en diferentes grupos de trabajo.

Durante la jornada se trabajó en diferentes grupos de trabajo.

En la instancia, llevada a cabo en el contexto de la reacreditación, participaron directivos, académicos, estudiantes y funcionarios administrativos.

El pasado miércoles 27 de abril, la carrera de Pedagogía de Educación Diferencial realizó una jornada participativa de autoevaluación, con miras al proceso de reacreditación, ya que la actual rige entre 2013 y 2016.

Para comenzar, la directora de la carrera, Liliana Ramos, dio una bienvenida a los directivos, académicos, estudiantes y funcionarios administrativos que participaron en la ocasión y les señaló la importancia de esta instancia, que corresponde a la primera etapa del proceso de reacreditación con miras al desafío que tendrán durante 2016.

Las etapas posteriores corresponden a la visita de los pares evaluadores y, finalmente, el juicio de acreditación, donde la Facultad de Educación conocerá los resultados del proceso, cuya máxima aspiración es de tres años, ya que la carrera aún no tiene una generación graduada –este año egresará la primera que recibirá el título de Profesor(a) en Educación Diferencial con mención en Desarrollo Cognitivo-.

“Todo lo que nosotros construyamos o digamos es algo que, ojalá todos, debemos comprender. Nos tiene que hacer sentido y por eso es tan importante esta jornada para que todos podamos conversar”, sostuvo Liliana Ramos.

Además, Ramos recordó algunos de los desafíos que tenía la carrera al momento de acreditarse por primera vez y cómo han ido avanzando hasta hoy. Uno de ellos era tener la cautela de no perder el aporte de la disciplina de la educación especial en el plan de estudio.

“Nuestra perspectiva es que, en esta formación, hay una especialización que no es el déficit -que ha sido lo tradicional en el ámbito de la educación especial-, sino que es en desarrollo y el aprendizaje”, dijo al respecto la directora de la carrera.

“Lo que queremos formar son profesores que sean capaces de ser mediadores de procesos de aprendizaje y desarrollo de sus estudiantes, pero con herramientas concretas y específicas”, complementó.

Otro aspecto importante, y que se sumó unos años después, era que se tiene que trabajar bajo los estándares del Decreto 83 (2015), que dice que tanto en escuelas especiales como regulares con programa de integración (PIE) se debe trabajar con el currículum regular.

“Para nosotros, mantener esta área de la formación, que es el desarrollo en el currículum en educación básica, tiene una vigencia total, y la tiene aún más que cuando partimos en 2013”, afirmó Ramos.

Tras la instancia, los asistentes se separaron en grupos para conversar y analizar la realidad que vive la carrera, identificando las oportunidades y desafíos que se podrían abarcar de cara al nuevo proceso de acreditación.

>> Revisa las imágenes de la jornada en nuestra página de Facebook <<