Campo laboral

El campo ocupacional para los(as) profesores(as) de educación básica formados(as) en la UDP está orientado, principalmente, en instituciones educativas como escuelas y colegios, tanto municipales, particulares subvencionados, como particulares pagados. En ellos pueden ejercer labores de profesor(a) jefe y  de asignatura, en los niveles de 1° a 6° básico. Además, al contar con la Mención en Lenguaje y Comunicación y Matemáticas, están preparados(as) para ejercer un liderazgo disciplinario y pedagógico en esas áreas, tanto a nivel del aula como con los demás profesores y profesoras de los niveles de enseñanza básica.

Además este campo se puede ampliar a instituciones orientadas al estudio e investigación en educación formal e informal, así como a aquellas encargadas del diseño, ejecución y evaluación de proyectos en los ámbitos de gestión de organizaciones educativas y de innovación pedagógica, lo que incluye la posibilidad de participar en programas para la generación de materiales educativos dirigidos a los diversos niveles educativos del sistema.

Los(as) profesores(as) básicos(as) pueden además tener acceso a desempeñarse profesionalmente en instituciones como el Ministerio de Educación, centros de estudio de investigación, Servicio Nacional de Menores, organizaciones no gubernamentales (ONG), entre otras.

Testimonio de egresados

Profesor de primero básico en el Colegio Nueva Era Siglo XXI de La Florida.

“Mi experiencia docente ha sido de mucho aprendizaje. Si bien no llegué en blanco (a la escuela) y conocía lo que tenía que hacer, el hecho de enfrentar responsabilidades y tomar decisiones pedagógicas constantemente han hecho que aprenda muchas cosas de diversas formas”.

“Estudiar pedagogía no es fácil y eso debe ser así. La educación demanda de nosotros mucho sacrificio y compromiso y esto lo digo desde la vereda de un profesional. Estudiar en la UDP me hizo tener esta visión sobre la docencia. Ellos toman muy en serio la educación y creo que su foco en la práctica y reflexión es un acierto diferenciador. Si bien demandarán lo mejor de ti, también te acompañarán durante todo el proceso, nunca te exigirán sin que primero te muestren los apoyos que necesitan para ser un buen docente”.

Profesora jefe del cuarto básico de la Escuela Luis Arrieta Cañas de Peñalolén, donde participa en el programa de “4 a 7” en el Taller de Nuevos Medios.

“Mi experiencia docente ha sido con grandes desafíos profesionales que involucraron mi decisión vocacional de enseñar en sectores vulnerables por elección propia, aportando en ello mis experiencias de buenas prácticas docentes e incorporando nuevas estrategias que permitan el aprendizaje eficaz de los estudiantes”.

“De la Facultad rescato y valoro la exigencia en el proceso de mi aprendizaje,  ya que esto me permitió formarme como una profesional responsable e innovadora. La relación directa con los académicos enriquece el proceso de aprendizaje y permite desarrollar buenas relaciones humanas, lo que mantiene un clima de convivencia agradable”.