Rodolfo Bonifaz presentó proyecto de Política Nacional Docente en inauguración del año académico de la facultad

El director del CPEIP explicó los principales ejes del proyecto de ley sobre Política Nacional Docente profundizando en la nueva trayectoria de desarrollo profesional que tendrán los profesores.

bonifaz

Rodolfo Bonifaz, director del CPEIP.

El pasado viernes 24 de abril se realizó la inauguración del año académico de la Facultad de Educación UDP 2015, el que estuvo encabezado por el decano Horacio Walker, y las directoras de carrera Julia Marfán, Claudia Lagos, Natalia Salas, Liliana Ramos y Carmen Montes.

Además, participó como invitado Rodolfo Bonifaz, director del Centro de Perfeccionamiento, Experimentación e Investigaciones Pedagógicas (CPEIP), quien realizó una presentación sobre el Proyecto de Carrera Docente, el que próximamente entrará en discusión en el Congreso Nacional para su próxima tramitación como ley de la República.

“El lunes (20 de abril) ha entrado al congreso el proyecto de ley de carrera docente que está proponiendo a los parlamentarios discutir una propuesta proveniente del ejecutivo para mejorar las condiciones de desarrollo profesional y laborales de los docentes. Con motivo de poder discutir e informarnos sobre este tema de primera fuente es que vino Rodolfo Bonifaz, director del CPEIP, el ente encargado de implementar lo que se apruebe de esta ley”, comentó el decano Horacio Walker.

Dentro de los principales cambios a corto plazo, destaca el incremento en los puntajes PSU para acceder a estudiar pedagogía, pasando de 500 puntos en 2016 a 550 puntos para 2020. Además, todas las instituciones que impartan carreras de pedagogía deberán acreditarse obligatoriamente para funcionar.

“Esta reforma tiene objetivos muy importantes, pero fundamentalmente lo que buscamos es el atraer a estudiantes con mayores aptitudes y vocación a estudiar Pedagogía. No solo atraerlos, sino que mantenerlos dentro del sistema y abrirles un horizonte de desarrollo profesional en su vida laboral”, explicó.

En este sentido, los profesores se regirán en un sistema de escala donde la trayectoria profesional tendrá tres tramos obligatorios (Desarrollo inicial, temprano y avanzado) y dos tramos voluntarios (Superior y experto). “Lo que buscan estas tres etapas es asegurar las competencias para una buena enseñanza. El estado avanzado es equivalente a un buen desempeño docente, y constituye una meta a la que debieran aspirar todos los docentes. Los tramos voluntarios buscan mantener a los buenos profesores ofreciéndoles otras alternativas como cargos fuera del aula”, comentó Bonifaz.

Para acceder a cada uno de esos tramos e ir subiendo, los profesores deberán certificarse al realizar un portafolio y una prueba de conocimientos que permitirá establecer el nivel del profesor. De esta manera, los docentes certificados deben subir de tramos con un periodo máximo de 8 años, y, al subir de tramo, el profesor recibirá un aumento en su sueldo. De lo contrario, y al no cumplir con el plazo, deben abandonar la carrera docente.

Otro de los principales cambios es que los nuevos profesores tendrán mejores condiciones de trabajo, ya que aumentarán sus horas de preparación de clases pasando de una relación de 75%-25% respecto a las horas en aula y preparación de clases, a un 65%-35% para preparar más clases. Además, quienes trabajen deben ser profesores que hayan estudiado pedagogía, a diferencia de la actualidad. “Quienes trabajen en la enseñanza deben tener formación pedagógica”, agregó.

En resumen esto significará mejoras en las actuales condiciones de trabajo, como una carrera profesional más atractiva en términos económicos y profesionales, mejores salarios para los buenos profesores, menos horas lectivas y más autonomía para los directores de escuela.

“Lo que nosotros esperamos es que después del décimo año todos los profesores estén en el tramo avanzado, y por lo tanto tengamos un tramo potente con a lo menos un 50% de los docentes. El sentido de esto es cambiar la estructura actual y solo lo podemos lograr mejorando las capacidades de enseñanza de nuestros docentes”, concluyó.