Carlos Henríquez participó en el 34º Coloquio interdisciplinario de Educación

El Secretario Ejecutivo de la Agencia de Calidad de la Educación presentó sobre los objetivos y convicciones de la institución. 

Carlos Henríquez durante su presentación.

Carlos Henríquez durante su presentación.

En el marco del 34° Coloquio Interdisciplinario de la Educación, organizado por la Facultad de Educación UDP, el Secretario Ejecutivo de la Agencia de Calidad de la Educación, Carlos Henríquez, realizó la presentación “Ampliando la mirada de calidad: avances y desafíos”.

El experto comenzó contextualizando las funciones que la Agencia cumple. Estas son tres, divididas en evaluar, a través de herramientas como el SIMCE, los logros de aprendizaje de los estudiantes en las áreas curriculares, como matemáticas, la comprensión lectora, escritura, ciencias naturales, historia, geografía y ciencias sociales e inglés. También factores que afectan el desarrollo del aprendizaje, como autoestima escolar, la convivencia escolar, la motivación, entre otros.

Una segunda función es la de orientar: Mediante un sistema de visitas y orientación, se logra ayudar a las escuelas a tomar mejores decisiones en pos de una evolución positiva de la trayectoria escolar. Mientras que la última función es informar a los directores, profesores y los mismos apoderados los resultados de las evaluaciones de manera cauta.

“Lo que tratamos de hacer es contribuir desde la Agencia de Calidad a esta mejora escolar que se quiere desarrollar a través de retroalimentar en los distintos niveles e instancias y, principalmente, poder mirar a los distintos instrumentos no como un fin, sino como un medio”, aseguró Henríquez.

Para poder desarrollar correctamente cada una de estas funciones, la Agencia tiene convicciones con las que guía su misión. Entre ellas, Henríquez destaca la idea de que todos enseñan y todos aprenden. Para la institución no solo es importante ser un agente de cambio, sino que debe ir mejorando a medida que trabaja junto a las escuelas. “Es importante ampliar la mirada y observar a las escuelas que necesitan cambiar su cultura educativa. En ese sentido, otra convicción es que todo establecimiento tiene el derecho, y debe mejorar”, manifestó.

En cuanto a los desafíos del sistema, Henríquez explicó que “desde la evaluación son cómo seguimos orientamos para una cultura de mejora, cómo fortalecemos las capacidades de autoevaluación, y por último, como se utilizan las evaluaciones que nosotros (Agencia de Calidad) realizamos”.

“Queremos conectar este desafío de la enseñanza con el aprendizaje y creemos que la evaluación es un elemento central. Por tanto, lo que tratamos de analizar es cómo profesionalizamos la enseñanza, teniendo como foco central los aprendizajes de los estudiantes”, puntualizó.