Investigadores chilenos sobresalieron en III Congreso Internacional sobre Liderazgo Escolar 2019

Bajo el lema “Liderazgo educativo y justicia social” se realizó la tercera versión del Congreso, entre el 6 y el 8 de junio, en el cual se presentaron 106 investigaciones sobre educación, 60 de ellas de académicos nacionales donde destacaron los investigadores del Centro de Desarrollo de Liderazgo Educativo (CEDLE).

En el encuentro organizado por la Facultad de Educación de la Universidad Diego Portales (UDP) y la Red de Investigación sobre Liderazgo y Mejora de la Educación (RILME), y ante más de 300 participantes, se presentaron 106 investigaciones internacionales sobre liderazgo educativo y justicia social, 60 de las cuales fueron producidas por académicos chilenos.

Durante las tres jornadas se analizaron experiencias sobre planificación y evaluación de la mejora y el liderazgo escolar en Argentina, Australia, Brasil, Chile, Colombia, Cuba, España, Estados Unidos, México, Perú y Uruguay, destacando 17 investigaciones académicas del Centro de Desarrollo de Liderazgo Educativo (CEDLE).

Junto a renombrados conferencistas internacionales como Louis Gomez, de la Universidad de California; Kim Shildkamp, de la Universidad de Twente (Holanda), y Sonia Ospina, de la Universidad de Nueva York, quienes dieron luces sobre las ciencias de la mejora, el uso de datos en la escuela y el liderazgo organizacional distribuido, el CEDLE organizó paneles especiales como el dirigido por José Weinstein sobre la confianza docente en sus directivos, y otros sobre la necesidad de una política de fomento del liderazgo educativo, la importancia de una orientación hacia la justicia social en el liderazgo y cómo la posibilidad transformadora requiere del trabajo en redes de escuelas u organismos intermedios, entre las más de 100 ponencias presentadas.

La inauguración estuvo a cargo de Paula Louzano, decana de la Facultad de Educación de la UDP; José Weinstein, presidente de CILME en Chile y director del CEDLE, y Javier Murillo, vicepresidente de CILME. La decana Louzano destacó el orgullo de la UDP al ser la primera universidad de América Latina elegida como sede de CILME, acorde con sus principios de formar profesionales con un alto dominio en sus campos e incidir en el debate público de Chile, aclarando que la elección es la culminación de un proceso iniciado con un conjunto de investigaciones en liderazgo y gestión escolar de los académicos chilenos para traer al país lo más avanzado en estos temas y que estuviera contextualizado en el país.

“El esfuerzo para que los directivos escolares chilenos sean visibles, que los temas de liderazgo y de mejora escolar entren en el debate nacional, y ayudar al avance de las políticas públicas permitió la creación del CEDLE, que hoy cuenta con alianzas nacionales e internacionales y un nutrido conjunto de investigaciones, libros, informes, conocimientos, capacidades y redes”, aseguró Louzano, quien agregó que el Congreso representó “un paso más en profundizar y contribuir con el tema del liderazgo y la mejora escolar en Chile, conectándonos con el mundo y apoyando que esos temas lleguen a otros países de América Latina”.

Por su parte, José Weinstein enfatizó que “la tarea de generar conocimiento sobre liderazgo y mejora escolar en nuestros sistemas escolares es una tarea urgente e irrenunciable. Nuestros pobres y desiguales resultados de aprendizaje escolar indican que nuestras nuevas generaciones no están adquiriendo el capital cultural y las destrezas que requerirán para desenvolverse plenamente y nos muestran que las enormes brechas sociales, lejos de acortarse, siguen presentes. De no haber cambios importantes, esta educación insatisfactoria y mediocre no solo será problemática e injusta para millones de personas que no verán satisfecho su derecho a una educación de calidad, sino que será una traba para el desarrollo de nuestros países”.

En la misma línea, Javier Murillo planteó que “con la educación contribuimos a disminuir las desigualdades o contribuimos a legitimarlas; trabajamos con la justicia social o para fomentar las desigualdades. Educar es contribuir a una sociedad más justa, y una sociedad más justa tiene varios puntos esenciales, como el liderazgo de los profesores, de los directivos, de los supervisores, de los líderes intermedios y también de los políticos. Pero también hay una responsabilidad de los investigadores: qué investigamos, con quién, cómo y para qué lo hacemos.  Estas ideas son las que han dado origen al título de este Congreso, ‘liderazgo educativo y justicia social’, porque o contribuimos a una sociedad más justa o  legitimamos la desigualdad”.

Revisa la galería de imágenes AQUÍ.