Pedagogía en Educación Parvularia realizó primer encuentro sobre migrantes en educación infantil

En la instancia participaron académicas, estudiantes y educadoras, quienes relataron sus experiencias con la multiculturalidad en el aula preescolar.

Natalia Salas durante su presentación.

Natalia Salas durante su presentación.

El pasado miércoles 12 de octubre, la carrera de Pedagogía en Educación Parvularia de la Facultad de Educación, de la Universidad Diego Portales, llevó a cabo el primer encuentro “Acogiendo a los niños y niñas migrantes en la educación infantil”, donde participaron académicas, educadoras y estudiantes de todos los años de la carrera.

La instancia, que contó con la presencia de la directora de carrera Claudia Lagos, tenía como objetivo poder compartir experiencias en torno a la inclusión de niños y niñas migrantes. Las invitadas Yenny Vargas, Ingrid Madrid -Directora y educadora del Jardín Infantil Presidente Balmaceda, respectivamente- y Elizabeth Riquelme, Directora del Jardín Infantil y Sala Cuna Rayito de Sol-Lufke Antu, fueron las primeras en tomar la palabra.

Una de las reflexiones en común fue que trabajar con extranjeros es positivo, no solo por el desarrollo multicultural que se puede desarrollar en la sala: “Lo que más me gusta, y valoro, es que cuando hablas con el extranjero y le preguntas por qué manda a su hijo al jardín infantil, ellos dicen ‘porque viene a aprender’, y cuando le preguntas a familias chilenas, te dicen ‘porque tengo que ir a trabajar, es un derecho, una obligación’. Los extranjeros valoran mucho la labor educativa”, explicó Yenny Vargas.

Mientras que su colega, Ingrid Madrid, destacó la importancia de ganar la confianza de los apoderados para dejar a sus niños o niñas en el establecimiento. “Ahí está el encanto que tenemos como educadoras, como técnicos que estamos en sala, de generar este vínculo con las familias para que ellas sí tengan la confianza y se sientan seguras de que sus hijos, no porque vengan de otro país o porque tengan otra cultura para integrarse a la sociedad, nosotras los vamos a tratar de forma diferente”.

Por su parte, Elizabeth Riquelme valoró la profesión y aseguró que “nuestra mayor tarea es lograr esta educación de calidad para todos por igual, no importando el color, la raza, de donde viene o donde vive. A veces tenemos a extranjeros que en un futuro pueden ser presidentes, modelos, no se sabe”.

Luego fue el turno de intervenir de las estudiantes de segundo año, quienes están cursando el ramo de Formación Práctica I este semestre en la Facultad. Nicole Corales está realizando la práctica en el Jardín Infantil Rayito de Sol-Lufke Antu, mientras que Cynthia Cerro representó a sus compañeras del Jardín Infantil Presidente Balmaceda y el Jardín Infantil Gabriela Mistral.

Para Nicole, el trabajo multicultural dentro del aula es fundamental en el desarrollo de los niños y niñas. “Algunos niños piensan que no hay otras culturas además de la que ellos tienen y es importante que sepan que sí hay otras, que se hable de eso en la sala”, aseguró, pensando que sirve, además, para integrarlos a todos.

Sobre las dificultades de comunicación con los padres migrantes, la estudiante explicó que “es importante buscar alternativas de solución para poder mejorarla y que sea más efectiva. Una de las posibilidades que pensé es escribir las comunicaciones en computador para que estas puedan ser más legibles en cuanto a la caligrafía”.

A esto le sumó las opciones de utilizar el traductor de google para darle más fluidez a las conversaciones en el momento y también estudiar los idiomas, para que cuando pidan un material, por ejemplo, lo hagan con el nombre que se le da en los respectivos países.

En tanto, su compañera Cynthia se cuadró con la necesidad de integrar la multiculturalidad en la enseñanza, destacando situaciones de tensión que se ven en el día a día. Es ahí donde se deben preguntar, según Cynthia, cómo afecta a un niño de otro país el hecho de obligarlo a bailar cueca o qué pasa con un niño peruano al ser discriminado por su pelo largo, cuando, culturalmente, su primer corte es a los dos años.

Tras los comentarios, las académicas Ximena Paniagua y Ximena Galdames hicieron un análisis de cuáles son los desafíos formativos para la carrera y en el desarrollo de la profesión dentro del aula.

Finalmente, la académica Natalia Salas expuso algunas de las reflexiones que ha desarrollado a través de los diversos estudios realizados junto a sus equipos de trabajo, todos relacionados a los estudiantes migrantes y la multiculturalidad en las aulas escolares.

“La escuela debe plantearse como una institución más justa y equitativa, especialmente en el caso de los niños y niñas migrantes, porque cuando ellos se acercan al contexto educacional, no solo se acerca el niño o niña, sino que toda la familia”, explicó.

“La escuela se convierte en una de las primeras instituciones a la que esta familia se acera, por lo tanto adquiere un rol muy importante porque no solo adquiere un rol educativo, sino que además de acogida, información para esa persona que viene llegando a un estado cultural distinto”, complementó como una de las reflexiones.