Programa de mentorías para directivos escolares de la Facultad de Educación finaliza con éxito

La Universidad Diego Portales fue una de las seis instituciones en implementar esta iniciativa impulsada por el CPEIP.

Pasantía en la Escuela Francisco Varela.

Pasantía en la Escuela Francisco Varela de Peñalolén.

El viernes 19 de enero finalizó el “Programa de inducción a directores nóveles” que la Facultad de Educación de la Universidad Diego Portales implementó en conjunto con el Ministerio de Educación para potenciar el liderazgo educativo. Se trata de la última etapa del proceso que comenzó en enero del 2017.

El proyecto partió con un curso de inducción de 40 horas para doce mentores y continuó con 32 horas de cursos de capacitación a directores novatos de diferentes escuelas de la Región Metropolitana, para abordar asuntos que iban desde políticas públicas a currículum. En esta fase fueron 38 directoras y directores quienes dieron inicio al programa de inducción.

La última etapa del proyecto correspondió al programa de mentorías, el cual partió en junio del año pasado y tuvo una duración de cuatro meses, para luego finalizar el viernes 19 de enero el proceso de evaluación de todo el proyecto. Esta fase contó con dos sesiones para realizar un diagnóstico inicial acerca de cuáles son las principales dificultades de las directoras y los directores para liderar una escuela, en la cual los mentores propusieron un plan de mentorías para ellos y de esta manera superar obstáculos que impidieran ejercer correctamente el liderazgo directivo.

Además, se realizaron cuatro sesiones para el desarrollo del plan y dos más a modo de evaluación, el cual se trató de un trabajo principalmente individual, sin embargo, “en el camino creímos que también era necesario tener algunos grupales, eso también era muy bien valorado, pero no estaba contabilizado al inicio, se pensaba sólo un mentor con un director”, afirmó Lina Peralta, coordinadora del programa. Al término de esto, se hizo entrega de un plan de desarrollo profesional para cada director y directora, con el fin de lidiar con algunas necesidades pendientes.

“Creo que el gran acierto del programa fue poder contar con un mentor con experiencia y ejercicio en el cargo, con vasta experiencia profesional, quien fue el gran aporte para quienes estamos recién iniciándonos en el cargo”, señaló Patricia Correa, directora de la Escuela Mahuida de la comuna de San Bernardo y participante del programa. Además agregó que la mentoría contribuyó a su desarrollo profesional “a través de la entrega de apoyo, acompañamiento, formación y facilitación de la inserción y retención en el cargo directivo, permitiendo contar con las herramientas necesarias para lograr la integración y mejor conocimiento de mi comunidad escolar”.

Pasantía en el Colegio Cardenal Raúl Silva Henríquez de Puente Alto.

Pasantía en el Colegio Cardenal Raúl Silva Henríquez de Puente Alto.

El programa de mentorías también contó con una pasantía que la coordinadora del proyecto, Lina Peralta, consideró como un hito importante dentro de este ciclo. Por una parte, algunos de los participantes visitaron la Escuela Francisco Varela de la comuna de Peñalolén, donde se observó principalmente un modelo curricular, mientras que otro grupo visitó el Colegio Cardenal Raúl Silva Henríquez de Puente Alto, en el cual se revisaron herramientas de gestión escolar. Ambos establecimientos fueron visitados de acuerdo a las necesidades e intereses de directoras y directores.

Durante la pasantía, las y los integrantes del programa hicieron una actividad llamada “foto relato”, en la que tomaban fotografías de aspectos llamativos de las escuelas y explicaban por qué les parecían interesantes en un pie de foto. “Eso fue súper bien evaluado, el hecho de mirar otra escuela, otro modelo que pueda analizar, que me produzca reflexión. Ese es el sentido de la pasantía, no es que vaya allá y me traiga todo un modelo y lo aplique, sino que por contradicción o similitud reflexiones y abordes qué estaba ocurriendo en tu escuela”, comentó Peralta.

Paola Núñez, directora del Liceo Aurelia Rojas, comuna de La Pintana, también participó del programa y destacó la oportunidad que le otorgó este proyecto. “Hay cosas que uno cree que las hace fantásticamente y luego te dan otra mirada donde se puede ser humilde y aceptar, porque todo vale cuando se quiere mejorar”, expresó y agregó que se debe “poner al servicio de la educación lo mejor de uno”, tildando al programa como un acierto en el liderazgo educativo.

A modo de evaluación del programa, Lina Peralta indicó que en lo que respecta a la vinculación entre directoras y directores se dio “una relación de confianza, de expertiz, a veces de horizontalidad, en el sentido que era un par que escuchaba y que también sugería muchas veces”. La coordinadora también hizo hincapié en las directoras y en el alto grado de auto exigencia que tenían, señalando que lograr un equilibrio y no sobrepasarse fue una reflexión que hicieron durante esta etapa.

Por último, reveló la necesidad de realizar nuevamente una capacitación a los mentores, expresando que su formación tiene un lugar estratégico dentro del programa.

“Acompañando a nuevos líderes educativos”

En el marco del “Programa de Inducción para Directores Nóveles”, el Centro de Desarrollo de Liderazgo Educativo (CEDLE) publicó el libro “Acompañando a nuevos líderes educativos. Herramientas para la mentoría a directores nóveles”, en el cual participaron mentores de la Facultad de Educación UDP como miembros del comité asesor del proyecto en conjunto con las Universidades de Chile, Alberto Hurtado, Católica de Temuco, de Talca y Pontificia Universidad Católica de Valparaíso.

El libro busca enriquecer los programas de acompañamiento para directores principiantes a través de las mentorías que se desarrollan en Chile y está organizado por capítulos en los cuales se abordan la relación entre mentoría y la labor que se puede realizar en ella.

El material se encuentra disponible en formato e-book y PDF AQUÍ.