CDC implementa proyecto que promueve enfoque inclusivo en escuelas de Arica y Parinacota

El proyecto licitado por UNESCO y Mineduc busca desarrollar herramientas en los docentes participantes, que faciliten el desarrollo de transformaciones en sus espacios educativos, en el contexto de la Ley de Inclusión Escolar que rige desde 2016.

arica4

Una de las jornadas de trabajo en Arica dirigida por Ignacio Figueroa.

Con el objetivo de favorecer el trabajo educativo con enfoque inclusivo en poblaciones escolares heterogéneas, el Centro de Desarrollo Cognitivo (CDC) realiza en la Región de Arica y Parinacota un programa de formación continua que busca promover el desarrollo de herramientas para comprender y abordar los procesos de inclusión/exclusión escolar.

Esto a partir de una metodología activo-participativa y reflexiva, detectando barreras al aprendizaje y la participación y proponiendo planes de desarrollo inclusivos para toda la unidad educativa.

Ignacio Figueroa Céspedes, coordinador de formación continua del CDC, afirma que este proyecto -adjudicado a través de una licitación de UNESCO y Mineduc-, permitió al Centro “sistematizar un trabajo de años, ya que venimos hace tiempo trabajando estos temas ligados a la diversidad, explorando dispositivos como las comunidades de aprendizaje, y visualizando el desarrollo del pensamiento como un eje articulador de nuestra propuesta”.

Al respecto, destaca la experiencia formadora con la Municipalidad de Huechuraba, donde se trabajó con siete escuelas en una propuesta innovadora que potencia la autoexploración de los establecimientos, a partir de la “Guía para la Inclusión Educativa” de Booth y Ainscow.  Esta experiencia se suma al trabajo en comunidades de aprendizaje realizado en el contexto de educación parvularia con Junji y Fundación Integra y toda la experiencia del CDC en torno a desarrollo de interacciones mediadas.

Clase impartida por el docente Jorge Soto.

Clase impartida por el docente Jorge Soto.

“Estas experiencias señeras fueron las que nos permitieron planificar el trabajo con Arica. Hemos hecho históricamente formaciones de este tipo, pero nunca nos había tocado un concurso ministerial que incorporara una formación con un ciclo de cambio como los que hemos trabajado. Nuestra propuesta no es solo una capacitación, las escuelas tienen que diseñar en comunidad un plan de diagnóstico participativo, un proceso de observación de su establecimiento, de análisis reflexivo, y después tienen que plantear una estrategia de cambio”, explica.

Junto con esto, el académico señala que la prioridad es que los participantes del programa “puedan reflexionar sobre su propia práctica en los distintos ámbitos de acción que tiene cada quién: docentes de aula, directivos, asesores ministeriales, etc.  En el fondo, entender como todos esos procesos pueden tener una mirada abierta hacia la diversidad y de amplio espectro. Esa es nuestra idea, formar capacidades en los participantes y sus instituciones para responder a esta diversidad, y la mejor manera de hacerlo es mantenerse alerta, observar, analizar, e investigar en la acción los procesos pedagógicos e institucionales, para luego transformarlos a partir de acciones innovadoras”.

Participantes y percepción del programa

El programa está dirigido a directivos y docentes de establecimientos educacionales, representantes de los sostenedores de los establecimientos participantes, profesionales de los Departamentos Provinciales y las Secretarías Ministeriales de Educación. Contempla la participación de siete escuelas del centro de Arica y una de Azapa, contando con un total de 33 participantes.

Las clases presenciales intensivas del proyecto estuvieron a cargo de los docentes Ignacio Figueroa y Jorge Soto, y se iniciaron el miércoles 4 de enero con una Phawa, ceremonia de agradecimiento del pueblo aymara, para concluir el viernes 13 del mismo mes.  Los contenidos abordados se enfocaron principalmente en los fundamentos teóricos que permiten comprender la educación en y para la diversidad: igualdad, equidad, diferencia, diversidad, inclusión educativa, profundizando en el contexto local y los aspectos ligados a lo intercultural.  Además, se analizaron diversas formas de comprender y autoexplorar la escuela, profundizando en estrategias de diagnóstico participativo.

arica3

Participantes durante una actividad.

Sobre esta etapa del proyecto, Heriberto Vega, Jefe del Departamento de Educación de la Seremi de Arica y Parinacota, manifestó: “El curso me parece de vital importancia para los profesores y directivos de la región. Esta es una instancia valiosa, la cual pone en primer relieve lo que tiene que hacer el directivo y los profesores, con respecto al trabajo no solamente en inclusión, sino también en los planes de mejoramiento educativo”.

Pablo Acevedo, profesor de Educación Física de la Escuela Gabriela Mistral, destacó que “este curso amplía el abanico de la perepción que uno puede tener con respecto al tema de la inclusión. La semana pasada habíamos tenido otro curso de capacitación y complementándolo con este programa, que está súper bueno, nos lleva a concientizar y a profundizar más sobre los conceptos que nosotros tendríamos que llevar a cabo dentro de los colegios para poder involucrar a los demás profesores y a la comunidad educativa en general”.

Por su parte, otro de los participantes, Danny García, profesor de Historia, Geografía y Ciencias Sociales, calificó el curso como interesante y señaló que “me parece que las temáticas que se abordaron, las reflexiones que hemos realizado, la forma que tenemos nosotros de ver nuestro establecimiento educacional nos lleva a generar nuevas acciones, con las cuales podemos fomentar una inclusión que sea de verdad dentro de cada establecimiento educacional”.

“Es una temática bastante complicada y el desafío primero es poder trabajar como equipo, que todo lo que se ha aprendido en este curso se pueda replicar a los otros estamentos de la unidad educativa, para llegar a un consenso común y poder generar un diagnóstico y acciones para que la inclusión pueda ser efectiva para los estudiantes”, concluyó.

Mauricio Ríos, psicólogo de la escuela América, señaló al finalizar el curso: “Valoramos  la propuesta del equipo del CDC, su compromiso y solidez para generar una conversación profunda en relación a los temas de la diversidad, equidad y justicia social, articulando teoría y práctica. Se generó un excelente clima con los colegas docentes, siento que ya estamos formando comunidad”.

El proyecto continuará en el mes de marzo con la segunda sesión de acompañamiento, que implica visitas individualizadas de cuatro horas a cada una de las escuelas participantes.

grupo completo