Educación Diferencial UDP realizó campamento científico por primera vez

La experiencia fue complementada con las actividades de Espacio Indómito, equipo dirigido a generar encuentros con la naturaleza.

Las estudiantes de segundo año de Pedagogía en Educación Diferencial de la Facultad de Educación UDP participaron por primera vez de un campamento científico realizado por la profesora Sulvy Cáceres. Se llevó a cabo los días 18 y 19 de mayo en la localidad de Lo Valdés, en San José de Maipo, y contó con distintas actividades para animar a las futuras docentes a realizar visitas a terreno con sus estudiantes.

De acuerdo con la profesora, se llevó a cabo una actividad de investigación en el lugar y luego se generaron situaciones de discapacidad con el fin de crear alternativas de observación del entorno natural. Uno de los énfasis que tuvo el campamento fue el trabajo colaborativo, según explicó, donde “se organizaron entre todas como un gran equipo”, como por ejemplo cuando tuvieron que realizar cordadas, es decir, un grupo de escaladoras sujetas por la misma cuerda. “Para esto, Espacio Indómito fue super relevante, ellos hicieron actividades motivadoras para las estudiantes fomentando su reflexión posterior”, expresó.

Espacio Indómito es un equipo cuya función es llevar a las personas al encuentro con la naturaleza, por esta razón fue uno de los colaboradores del campamento y complementó el programa diseñado por la profesora Sulvy Cáceres. “Nuestros valores se fundan en el compromiso, en la consciencia ambiental, en la excelencia y en la calidad”, señaló Carmiña Pinochet, integrante de Espacio Indómito. El equipo elaboró visitas a zonas patrimoniales como el proyecto Ave Fénix y el Túnel Tinoco, asimismo, también realizaron actividades asociadas al trabajo colaborativo e inclusivo con el fin de hacerlas reflexionar sobre su formación como futuras educadoras, entre ellas el trekking inclusivo hacia la cascada de El Volcán, con el cual dieron término al campamento.

Carmiña Pinochet aseguró que el aprendizaje significativo se adquiere a partir de las experiencias y en este caso, el vínculo con la naturaleza permite valorarlas e incorporarlas para que las educadoras puedan enseñar. “Por tanto, desde esta nueva mirada, podemos desafiar los antiguos paradigmas y creer en una educación más empática y más real, con el medio ambiente y consigo misma”.

Una de las estudiantes que participó de esta experiencia, Manuela Iturriaga, destacó las instancias para trabajar en equipo y disfrutar la naturaleza, pero además señaló que “nuestro trabajo como docentes puede ir más allá del aula, poder aprovechar de los espacios y hacer más didáctico todo, te ayuda con los estudiantes porque los conceptos se van familiarizando al hacer estas actividades que se vuelven significativas”. Macarena Castillo, quien también participó del campamento, concuerda con su compañera respecto al valor que tuvieron las dinámicas colectivas y enfatizó en que “es vital planificar actividades en que todos los estudiantes puedan participar y en el campamento realizamos algunas que nos hicieron comprender cómo podemos lograr la participación activa y efectiva de estudiantes con diferentes necesidades educativas especiales”.

“Todos y todas necesitamos observar para comprender el mundo natural de acuerdo a nuestras posibilidades y oportunidades, y ellas deben aprender a ofrecer esas oportunidades de la forma más óptima que tengan a la mano”, manifestó Sulvy Cáceres, concluyendo que las estudiantes acogieron e incorporaron este mensaje.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.