Facultad de Educación realizó su Cuenta Anual 2016

En la instancia, el decano Horacio Walker analizó avances de los últimos años y los desafíos para el período estratégico 2017-2021.

El decano Horacio Walker durante la cuenta anual.

El decano Horacio Walker durante la cuenta anual.

El viernes 13 de enero se realizó la Cuenta Anual 2016 de la Facultad de Educación, instancia en la cual el decano Horacio Walker realizó un balance sobre el plan de desarrollo estratégico 2012-2016, abordando las diversas áreas involucradas, para luego identificar los desafíos de cara al nuevo plan de desarrollo estratégico 2017-2021.

En el ámbito de pregrado, la autoridad destacó el cumplimiento de las metas propuestas, que apuntaban a mejorar la calidad de los programas existentes y ampliar la oferta formativa. En este contexto, resaltó el apoyo del PMI adjudicado en 2012, el cual permitió reforzar el cuerpo académico y abrir las carreras de Pedagogía en Educación Diferencial con mención en Desarrollo Cognitivo y Pedagogía en Inglés.

“Contamos hoy con una Facultad que rápidamente ha ido consolidando sus proyectos académicos, con una planta docente que ofrece masa crítica para la autoevaluación permanente, con capacidad de innovación y experticia en distintas áreas, bien posicionada y reconocida por el medio, tanto por su contribución al país en distintas áreas de la educación, como por la seriedad con que emprende el desafío de formar profesores”, manifestó el decano.

En cuanto al área de postgrados, se logró acreditar los dos programas de magíster de la facultad, crear un Doctorado en Educación en conjunto con la Universidad Alberto Hurtado –que ya cuenta con su primera Doctora egresada-, y dar una mayor especialización a la oferta de educación continua, ámbito en el cual el decano destacó la función que cumple el Centro de Desarrollo Profesional Docente (CDPD).

En la línea de investigación, en 2016 se concretaron 13 publicaciones -tres ISI, cinco Scielo, tres Scopus y dos Latindex-, además se realizó el lanzamiento del libro “Liderazgo educativo en la escuela: nueve miradas”, y se adjudicaron dos proyectos Fondecyt de Iniciación, aumentando a seis el total de académicos de la Facultad que participan en ese tipo de estudios.

El decano Walker también destacó como hitos importantes del año 2016 la incorporación del Centro de Políticas Comparadas de Educación (CPCE) a la Facultad, y la creación del Centro de Desarrollo del Liderazgo Educativo (CEDLE), el cual cuenta con financiamiento Mineduc y se realiza en consorcio con universidades regionales y la U. de California, Berkeley.

Por último, en el ámbito de Vinculación con el Medio resaltó que el objetivo para el periodo 2012-2016 era crear capacidades institucionales para responder a la creciente demanda del sistema escolar, lo cual se logró con el paso del CDPD de ser una Unidad a transformarse en un Centro, y también con la creación del Centro de Desarrollo del Liderazgo Educativo.

“Los Centros han jugado un rol importante en posicionar a la Facultad en el Medio. También es importante valorar la muy buena evaluación externa que han recibido nuestros servicios ATE. La UDP se ha posicionado a través del CDPD como la ATE-Universidad mejor evaluada por los beneficiarios de sus servicios, según el registro público del Mineduc”, manifestó.

Concluyendo, el decano destacó que “hemos logrado posicionarnos rápidamente en el medio profesional, tanto por la visibilidad que han adquirido los programas de formación inicial, como por el trabajo que realizan los Centros, los que se vinculan estrechamente con el Mineduc, con proveedores de servicios de gran cobertura como Integra, Junji, Coanil, diversos municipios y redes de colegios particulares subvencionados en la Región Metropolitana, y actividades de desarrollo profesional y extensión que ofrece el CDPD, CDC y últimamente el CEDLE en distintas regiones”.

Para finalizar, la autoridad identificó algunos desafíos de crecimiento y desarrollo que deben ser abordados en el nuevo plan de desarrollo estratégico 2017-2021, entre los cuales se encuentran seguir atendiendo algunas dimensiones críticas de la calidad del pregrado; diversificar y generar un crecimiento moderado del postgrado, considerando la tecnología B-learning y proyecciones hacia Latinoamérica; avanzar en la vinculación del trabajo de los Centros con el pregrado, para enriquecer la experiencia formativa; y continuar desarrollando una agenda de investigación colaborativa.

“Hemos sido serios en tomar los estándares orientadores como referentes curriculares y alinearnos a ellos; también hemos tomado muy en cuenta los resultados de la prueba INICIA;  y nos adjudicamos un convenio de desempeño para implementar el PMI. Ahora, tenemos que ser receptivos a las nuevas realidades que se configurarán a partir de las leyes de la reforma”, finalizó el decano.

La jornada se realizó en el Auditorio de la Facultad de Educación.

La jornada se realizó en el Auditorio de la Facultad de Educación.