Jornada de Facultad reunió a académicos en torno al modelo de prácticas

La actividad que lideró la decana de la Facultad, Paula Louzano, reunió a académicos jornada y part-time.

DSC_2228El pasado 17 de enero se realizó en la Sala de Ciencias la Jornada de Facultad, liderada por la decana Paula Louzano, y en la cual participaron académicos y directores de los centros que conforman la Facultad de Educación. La temática principal de la actividad fue la elaboración de un plan estratégico para el establecimiento y el análisis del modelo de formación práctica.

Para comenzar y en relación a su incorporación a la UDP, la decana, quien ejerce el cargo desde noviembre de 2017, manifestó que encontró en la Facultad de Educación “una gran preocupación, un gran cuidado con cómo formamos a los docentes para los desafíos de la escuela en Chile. Encontré directoras de carrera muy comprometidas con la calidad de sus programas y con lo que hacen sus académicos al enseñar y trabajar con sus estudiantes”, y además hizo énfasis en varios elementos de la universidad que consideró relevantes. En términos de investigación, señaló que la facultad tiene “personas muy potentes que hacen avanzar su área de especialidad y el debate público en el país, un grupo muy diverso, muy plural”.

La decana destacó la disposición y motivación de académicos dispuestos a colaborar con la formación de docentes y con el mejoramiento de las cinco carreras que componen la Facultad. También hizo referencia a la gratuidad de la educación, debido a que ésta “amplió la diversidad y también ayudó a que la Universidad Diego Portales realizara su proyecto, su misión de diversificar las élites chilenas”.

Los objetivos de la jornada estuvieron directamente relacionados con la formación práctica, entre los que se encuentran caracterizar cuál es la vinculación que cada unidad, programa y carrera de la Facultad puede tener con los centros de práctica y reflexionar acerca de la malla curricular de cada curso para que pueda vincularse y centrarse en la formación de las y los docentes.

Por otra parte, María Angélica Martínez, coordinadora de Formación Práctica de la Facultad de Educación, realizó una presentación en la que detalló cuáles son los centros de práctica actualmente, los desafíos que hay en la Facultad en su relación con estos y una síntesis de lo que ocurrió en el Primer Encuentro de Formación Práctica del 9 de enero de este año, en el que profesores guías de las escuelas y académicos supervisores intercambiaron experiencias.

“El mayor aprendizaje hoy día es: Tenemos que llegar a los profesores, indistintamente del vínculo en términos de la gestión con los sostenedores, el vínculo tiene que ser con el profesor que está en el aula”, afirmó la coordinadora, quien además hizo hincapié en la importancia de la gestión de la formación práctica: “Generó mucha información respecto de cómo teníamos que seguirnos vinculando, aquí aparece la necesidad imperante de no sólo visibilizar al profesor, sino que de trabajar con este profesor formándolo también como mentor y alineando las expectativas de lo que quiere la escuela, él como docente y nosotros como responsables de la formación de estos sujetos”.

Respecto del Encuentro de Formación Práctica desarrollado a comienzos de enero, Martínez expuso un video con las fotografías de la actividad para que los asistentes a la Jornada de Facultad observaran la experiencia que tuvieron los profesores guías y supervisores, debido a que la temática de ambos encuentros fue similar. “Ellos llegaron a la conclusión de que si estaban acá, llegaron interesados en trabajar con la formación práctica con nuestros estudiantes y todo lo que opinan tiene relación con generar una alianza constructiva en relación a alinear perspectivas, a poder desarrollar mejor su trabajo y a favorecer la comunidad de aprendizaje entre la universidad y la escuela”, expresó.

Durante la actividad se conformaron grupos de cinco integrantes, quienes realizaron cuatro actividades vinculadas a la reflexión. En la primera realizaron papelógrafos en los que explicaron lo que entendían por formación práctica y luego compartieron experiencias, mientras que en la segunda actividad se realizó un trabajo individual, grupal e intergrupal después de leer un texto, con el fin de lograr un intercambio pedagógico.

Las últimas dos actividades también hicieron referencia a una discusión en torno a la formación práctica y se realizaron únicamente entre académicas y académicos de pregrado de la facultad. Una denominada “¿Qué aprender un estudiante en mi asignatura para enfrentar el ejercicio profesional?” y la otra “Mapeo de las competencias de la formación práctica”, en la cual se analizaron los perfiles de egreso de cada carrera para finalmente hacer una retroalimentación y sugerir cambios para estos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.