María Jesús Espinosa obtuvo el grado de Doctora en Educación UAH/UDP

Se trata de la tercera egresada del programa, quien ingresó en su primera cohorte.

El pasado viernes 13 de julio en la Biblioteca Nicanor Parra UDP, María Jesús Espinosa realizó con éxito la tercera Defensa Pública de tesis del Doctorado en Educación UAH/UDP, titulada “Enseñanza de la escritura en la escuela: qué, cómo y por qué enseñan así los docentes”. La comisión examinadora la conformó su profesora guía y académica UDP, Soledad Concha; la académica representante de la UAH, Tatiana Cisternas; la académica externa de la Pontificia Universidad Católica, Natalia Ávila, y el académico externo de la Universidad de Salamanca, Teodoro Álvarez.

La investigación realizó un aporte a la escasa evidencia que hay en Chile respecto de la enseñanza de la escritura en las aulas, por lo que tuvo como objetivo contribuir al estudio y comprensión de las prácticas que involucran la enseñanza de esta materia, a través de una indagación cualitativa exploratoria que abordó los casos de tres aulas de Lenguaje y Comunicación en la Región Metropolitana. Se recopiló información mediante las grabaciones de las clases de escritura en las aulas y en entrevistas semiestructuradas a cada docente para conocer sus representaciones sobre escritura y su enseñanza.

Según los resultados de la tesis, María Jesús Espinosa planteó que existe una dificultad al enseñar el desafío cognitivo que supone la escritura, es decir, el qué decir y cómo decirlo, sin embargo, la investigación aporta en torno al estudio de las prácticas de enseñanza de la escritura. “Ilumina ciertos elementos de la relación entre las representaciones y las prácticas”, señaló, agregando que aporta a las políticas públicas “específicamente al desarrollo curricular, en la medida que permite mostrar ciertas esferas de influencia del currículum”.

Además, a partir de los resultados obtenidos pudo entregar sugerencias en relación al fortalecimiento del “conocimiento socio-discursivo y sobre la utilidad de que los programas de formación tomaran importancia a la situación comunicativa auténtica en escritura para promover la autorregulación”. Espinosa también se refirió a las pruebas estandarizadas y señaló la tensión que podrían tener con “las representaciones de las docentes en la medida en que ellas podrían realizar prácticas coherentes con sus representaciones”, es decir, cómo éstas “influyen o refuerzan el peso de la tradición de la evaluación acerca de que el profesor debe garantizar que los estudiantes logren desarrollar textos que cumplan ciertas normas”.

La comisión examinadora, en tanto, realizó sugerencias y preguntas a la presentación de la ahora Doctora en Educación. Su profesora guía, Soledad Concha, indicó que “ha sido un proceso largo en el que ha tenido el desafío de gestionar una gran cantidad de información” y destacó el aporte de la investigación, mientras que Teodoro Álvarez la calificó como una exposición esclarecedora y expresó que “enseñar a escribir es lento, es un trabajo súper prolijo y aquí reside el principal problema de la escritura”.

Por otra parte, Natalia Ávila enfatizó en el aporte teórico y metodológico de la investigación, ya que “en Chile, las personas que estamos estudiando escritura de manera sistemática somos pocas, así que tu planteada en el campo de la disciplina es muy necesaria”. Tatiana Cisternas se sumó a estos comentarios, explicando que “da para tres, cuatro productos distintos en términos de reproducción de artículos porque en Chile sabemos bien poco del tema y de ahí la oportunidad y la pertinencia de la tesis”.