Pedagogía Básica tuvo semana intensiva de prácticas

Durante el quinto y sexto semestre, los y las estudiantes pasan una semana en los centros de práctica.

Los y las estudiantes de tercer año de Pedagogía en Educación Básica de la Universidad Diego Portales tuvieron durante septiembre su semana intensiva de prácticas en los establecimientos educativos, cuyo foco es Ciencias Naturales y Ciencias Sociales, mientras que en el semestre anterior la semana intensiva se dirigió al área de Matemáticas.

Próximos a concluir el proceso de aprendizaje de las didácticas disciplinares y específicas, como también temas de evaluación y liderazgo escolar, los y las estudiantes están una semana completa en el centro de práctica. Dentro de la carrera se da una inserción progresiva a las salas de clases, por lo tanto, esta modalidad les contribuye a comprender las labores docentes y a situarse en los quehaceres cotidianos de las aulas, además de prepararlos para su práctica profesional.

Durante la semana, los y las estudiantes desarrollaron una subunidad enfocada en Ciencias Naturales y Ciencias Sociales que, según la directora de la carrera Julia Marfán, tras esta experiencia “muchos confirman y reafirman que son capaces de tratar con un curso, comienzan a tener la sensación de autoeficacia y competencia y eso es muy importante para su autoestima profesional”.

La académica enfatizó en la relevancia de los centros de práctica y en la apreciación de los docentes respecto de los estudiantes, afirmando que al verlos actuar en más ámbitos cambian su percepción, además de asumir la responsabilidad para colaborar en la formación de los futuros docentes que “es para nosotros el punto de partida en la colaboración con los centros de práctica”, señaló y añadió que “los invitamos a cooperar con nosotros, pero también a aprender juntos cómo se hace esto”.

La experiencia en las escuelas

En el Colegio Raúl Silva Henríquez las estudiantes de la Facultad de Educación, Adriana Quiñones y Lisette Ulloa destacaron por sus labores en las clases de Historia y Ciencias Sociales y por su trayectoria en general en el transcurso del año. Así lo afirmó su profesora mentora de este centro de práctica, Carolina Concha: “Son proactivas, muy cariñosas con los estudiantes, también muestran que quieren aprender y además tienen autocrítica”.

Para la semana intensiva, las futuras docentes prepararon material motivado por las intervenciones sobre el 11 de septiembre que se realizaron en la escuela. Para ello motivaron a los estudiantes de sexto básico con la lectura de “Chocolate”, un libro álbum que relata la experiencia de un niño durante la dictadura, con el objetivo de trabajar con la memoria histórica y la empatía para situarse en las vivencias de otro.

Adriana Quiñones aseguró que a pesar de hacer clases a un solo curso este semestre, “durante la semana intensiva se formó un vínculo mucho más enriquecedor”. Lisette Ulloa se sumó a estos comentarios y expresó que “con esto nos damos cuenta de las diferentes habilidades que tenemos como profesores”.

Además, ambas enfatizaron en que los niños y niñas de sexto básico sabían mucho sobre el tema, sin embargo, hay una tendencia general a subestimar su conocimiento y también a abordar estos contenidos de manera superficial.

Por su parte, el académico de la UDP Víctor Rocha, profesor tutor de las alumnas, afirmó que “fue un desafío pensar en una clase así” pero, a pesar de eso, a los niños les resultó “interesante y significativo, porque la idea también era que activaran sus memorias familiares”.

El estudiante Felipe García, en tanto, pasó la semana intensiva en la Escuela Santa María de Peñalolén, donde realiza su práctica actualmente en un primero básico. Su profesora tutora de la facultad, Rosa Miranda, destacó el desempeño del futuro docente y aseguró que durante el primer semestre “se cuestionó mucho los métodos y rutinas para lograr motivar a los alumnos al trabajo, pero ya ahora se encuentra empoderado y realiza clases con regularidad”.

Finalmente, Cecilia Hernández, académica y también profesora tutora de la UDP hizo referencia a la importancia de involucrar a los escolares en el aprendizaje a través del juego, con el fin de integrar a todos en una actividad y potenciar sus habilidades.