Pedagogía en Educación Diferencial implementa su tercer convenio con el Ministerio de Educación

Este nuevo convenio busca asesorar a escuelas en la implementación del Decreto Exento N° 83 y las Progresiones de Aprendizaje en Espiral.

El equipo de Pedagogía en Educación Diferencial con mención en Desarrollo Cognitivo se encuentra implementando su tercer convenio de colaboración con la Unidad de Educación Especial del Ministerio de Educación, en esta ocasión para acompañar a escuelas especiales en el cambio del referente curricular en el marco de la implementación del Decreto Exento N° 83.

Liliana Ramos, directora de la carrera, explica que el objetivo es poder asesorar a 23 escuelas especiales, que están ubicadas en la Región Metropolitana y en Valparaíso, en la implementación del Decreto Exento N° 83 y las Progresiones de Aprendizaje en Espiral.

“Este es un proceso de asesoría y de acompañamiento mucho más cercano con las escuelas, que también permite ir construyendo modelos de asesoría en este ámbito que puedan dar luces al Ministerio de Educación, de cómo llevarlo a cabo y apoyar a todas las escuelas del país, sobre todo a las escuelas especiales que hoy tienen el gran desafío de implementar el currículum nacional”, manifestó.

Esto en el contexto de la implementación del Decreto Exento N° 83, de 2015, del Ministerio de Educación, que aprueba criterios y orientaciones de adecuación curricular en Educación Parvularia y Básica, y que se constituye como un mecanismo para el acceso y progreso en el currículum nacional de las y los estudiantes en situación de discapacidad.

Este es el tercer convenio ejecutado por la carrera en conjunto con la Unidad de Educación Especial, luego que en 2016 se iniciara el proyecto de Diversificación de la Enseñanza, y en 2017, el de elaboración, validación y ajustes de progresiones de aprendizajes en espiral y materiales educativos curriculares en el contexto del aprendizaje de estudiantes con discapacidad y mayores retos educativos.

Este nuevo convenio resalta que “la experiencia adquirida por el equipo académico que participó en los convenios de colaboración antes señalados, los insumos desarrollados y los procedimientos instalados serán de gran utilidad para continuar y avanzar hacia el acompañamiento a escuelas especiales que atienden estudiantes que presentan discapacidad intelectual”.

Entre los objetivos específicos se cuenta apoyar a los establecimientos en la apropiación del sentido y procedimientos para la implementación del Decreto Nº 83, reforzar las competencias de gestión institucional y gestión pedagógica para el logro de las metas educativas establecidas en las bases curriculares de educación básica, así como fortalecer a las y los profesores en su dominio. Por último, considera también propiciar la comprensión de padres, madres y apoderados de los principios que orientan el Decreto N° 83.

“Algo interesante del convenio es que son duplas de asesores las que irán a las escuelas, y están formadas por un profesor diferencial y un profesor de básica. La idea es que se complementen estos dos profesionales que tienen saberes distintos y habilidades distintas, para poder aportar en el desarrollo de la implementación del currículum en las escuelas”, agregó Liliana Ramos.

La ejecución del proyecto se estructura en tres fases. Primero, la realización de talleres dirigidos a los equipos de Liderazgo, en segundo lugar, talleres a docentes de educación básica y acompañamiento al aula, y finalmente, se realizarán reuniones de cierre y reflexión de los logros alcanzados con los diferentes actores involucrados en el proceso.