UDP realizó seminario sobre ciudadanía democrática y desafíos a la educación

La jornada estuvo marcada por la conferencia del académico Erik Amnå y un panel de conversación conformado por distintos actores políticos y de la educación.

El pasado 10 de agosto se realizó en la Biblioteca Nicanor Parra el seminario “Jóvenes y aprendizaje de la ciudadanía democrática: desafíos a la educación”, el cual contó con la conferencia principal del profesor de la Universidad de Örebro, Suecia, Erik Amnå. El evento fue organizado por el Centro de Políticas Comparadas de Educación (CPCE) y el Centro de Desarrollo de Liderazgo Educativo (CEDLE) de la UDP, en colaboración con el Centro de Estudios de Conflicto y Cohesión Social (COES).

Carlos Peña, rector de la Universidad, José Weinstein, director del CEDLE y Cristián Cox, director del CPCE dieron la bienvenida a la jornada y enfatizaron en la relevancia de la ciudadanía para las nuevas generaciones. El rector se refirió al concepto como “una fuente de deberes y de responsabilidades para el mantenimiento de las instituciones y la vida en común” y profundizó en la tarea que tienen las y los docentes para desarrollar conductas y disposiciones que promuevan la ciudadanía.

“Quienes más experimentan esta paradoja de sentir que la sociedad les enseña a diferenciarse y ser más autónomos, pero al mismo tiempo a darse cuenta que para vivir hay que colaborar con los demás tomando parte de los asuntos comunes, son los jóvenes […] no logran a veces explicarse por qué esos deberes no forman parte del compromiso que les explicamos, quizás este sea el principal desafío que tienen ante sí los educadores”, dijo Carlos Peña, mientras que José Weinstein señaló la importancia de la educación ciudadana en las aulas, pero agregó que “también pasa por la convivencia que hay día a día en los establecimientos escolares y cómo se trabajan los distintos elementos”.

Por otra parte, en la conferencia titulada “El valor democrático de la experiencia escolar” expuso Erik Amnå, académico de la Universidad de Örebro, Suecia, y miembro de entidades como la Junta de Transparencia Internacional Sueca (2015-2017), el Consejo de Valores Básicos del Gobierno de Suecia (2014-2016) y del Comité Asesor del Proyecto de Evaluación Global de la Educación Cívica (ICCS 2016). En su presentación abordó el desarrollo de los valores democráticos desde las escuelas y el enfoque de sus trabajos a partir de la juventud, planteada como un desafío conjunto.

“La juventud constituye unirse a los desafíos, creo que tenemos que restaurar la manera en que socializamos y asegurarnos de que los valores básicos y los sistemas básicos de creencias se mantengan de forma intergeneracional”, expresó y agregó que es necesario entender que los mecanismos y procesos que atraviesan valores, actitudes y comportamientos, se configuran de distintas maneras en familias, escuelas y asociaciones.

El académico también se refirió al impacto del internet y las redes sociales, asegurando que sólo refuerza la brecha entre grupos activos e inactivos políticamente. Con esto enfatizó en el rol de la escuela y dijo que a través de la educación cívica “los estudiantes la educación cívica, ellos descubren nuevos mundos, nuevos valores, nuevas actitudes, nuevas formas de respeto. La actitud de los profesores cuando hablamos de política es tan formativa para su desarrollo que puede significar una actitud radicalmente positiva o una muy negativa”.

El panel, en tanto, fue moderado por Juan Carlos Castillo, profesor en Sociología UC y subdirector del Centro COES y comenzó con el relato de Maritza Amaro, directora del Liceo 7 de niñas de Providencia, quien contó su experiencia con el Taller de Derechos Humanos que se imparte en el establecimiento. “Lo que se busca es desarrollar los conocimientos y espacios que favorezcan el ejercicio de la ciudadanía, con los objetivos de fortalecer la comprensión y el compromiso de las estudiantes en este tema”, indicó, afirmando que las actividades tienen fundamento en el análisis de distintos procesos sociales.

Andrés Sandoval-Hernández de la Universidad de Bath también participó del panel y expresó que “lo que tenemos que hacer en América Latina es mejorar las opciones democráticas, proponer opciones que representen a la gente, a los que no tienen voz, a los que están fuera del desarrollo y para ello tenemos que mejorar la calidad de lo que ya existe”. Paula Luengo, de la Escuela de Psicología UC y del Centro de Estudios de Conflicto y Cohesión Social (COES) señaló que las personas tienen procesos de continuidad y discontinuidad y “esta explicitación de lo latente que a veces se manifiesta, nos convoca también como educadores y nos hace preguntarnos cómo un interés político se transforma en acción”.

Por último, el presidente del Senado, Carlos Montes, enfatizó en el contexto, entendido como los hechos y parámetros culturales que configuran a la juventud. “Lo que uno constata, y en esto sigo a Bauman, es que la política ha perdido poder y en el caso chileno, buena parte de las decisiones no se toman en las instituciones democráticas”, puntualizó.

Video disponible AQUÍ.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.