Facultad de Educación tituló a egresados de Educación Diferencial, Educación Parvularia y Pedagogía Media

La actividad tuvo lugar en el auditorio de la Biblioteca Nicanor Parra el martes 14 de noviembre.

Discurso de Liliana Ramos, directora de Educación Diferencial.

Discurso de Liliana Ramos, directora de Educación Diferencial.

La tarde del martes 14 de noviembre, 45 egresados y egresadas de las carreras de Pedagogía en Educación Diferencial con Mención en Desarrollo Cognitivo, Pedagogía en Educación Parvularia y Pedagogía Media en Lengua Castellana y Comunicación e Historia y Ciencias Sociales, recibieron sus diplomas de graduación en una ceremonia realizada en la Biblioteca Nicanor Parra.

Liliana Ramos, directora de la carrera de Pedagogía en Educación Diferencial con mención en Desarrollo Cognitivo, dio inicio al acto con un saludo a aquellas profesoras, profesores y educadoras que recibieron su título profesional. Además, hizo énfasis en la relevancia del trabajo docente, señalando que “estamos hablando de una profesión cuya pretensión es articular espacios sociales, sistemas de interacción que posibiliten la conexión entre sujetos, así como la inclusión de estos mismos en el espacio social más amplio”.

La directora felicitó a los egresados y egresadas porque “han elegido una carrera que, realizada con compromiso, conocimiento y amor, afecta positivamente la calidad de vida individual y colectiva de una sociedad”. Su discurso finalizó con el poema “Los profesores” de Nicanor Parra, bajo el cual invitó a recordar al anti-poeta para enfrentar los riesgos de la profesión: “Si sus propuestas pedagógicas no resultan, entonces busquen nuevas alternativas, pidan ayuda a sus pares, a docentes más experimentados, atrévanse a jugar en este terreno”.

Luego de esto, las 18 egresadas de Pedagogía en Educación Parvularia, 12 de Pedagogía Media en Historia y Ciencias Sociales, 8 de Pedagogía en Educación Diferencial con mención en Desarrollo Cognitivo y 7 de Pedagogía en Lengua Castellana y Comunicación, recibieron sus respectivos diplomas.

También se premió la excelencia académica, reconocimiento entregado por la decana de la Facultad de Educación, Paula Louzano. En la carrera de Pedagogía Media en Lengua Castellana y Comunicación, el premio fue otorgado a Beatriz Palma Marambio y María José Godoy Álvarez. En Pedagogía Media en Historia y Ciencias Sociales, el premio fue para Luis Castillo Rojas, mientras que en la carrera de Pedagogía en Educación Parvularia Arantxa Saits Quintanilla y Ana Karina Sandoval Cassina fueron premiadas. Por último, en Pedagogía en Educación Diferencial el premio fue para María José Vera Madrid.

A su vez, los titulados y tituladas también quisieron participar de esta instancia y premiaron a un académico de cada carrera. En Educación Parvularia el premio fue otorgado a la profesora Ximena Paniagua; en Pedagogía en Historia y Ciencias Sociales, el premio fue para el profesor Víctor Rocha; en Pedagogía en Lengua Castellana y Comunicación, se premió al profesor Roberto González. Finalmente, en Pedagogía en Educación Diferencial el reconocimiento fue para la profesora Claudia Caviedes.

El Premio “Facultad de Educación”, se entrega a aquel estudiante que demostró un gran compromiso con su formación docente a lo largo de la carrera. Chantal Catrileo Balcarce, de la carrera de Pedagogía en Educación Parvularia, obtuvo los honores.

El discurso de despedida de los egresados y egresadas dio término a la ceremonia. La primera en expresar sus palabras fue Ana Karina Sandoval, titulada de Pedagogía en Educación Parvularia. La joven partió reflexionando sobre sus años en la facultad, entendiendo que “la universidad es un espacio de aprendizaje dentro y fuera de la sala, que así como en los demás espacios de nuestras vidas, aprendemos en el encuentro con otros, con sus perspectivas y formas de habitar el mundo”.

Por otra parte, también rememoró las instancias de prácticas con niños y niñas, las cuales “nos mostraron la inmensidad que es cada uno, la enorme complejidad de encontrarse con una persona en un proceso tan fundamental como sus primeros años escolares”, para luego finalizar con un agradecimiento a quienes compartieron experiencias similares a lo largo de la carrera: sus compañeras. “Son parte fundamental de este proceso de crecimiento y construcción, con quienes compartimos sensaciones, opiniones, desacuerdos, enojos y alegrías, pero por sobre todo, el amor por lo que hacemos y la convicción de que nuestros trabajo es esencial en la construcción del mundo que anhelamos y en el cual creemos”, finalizó.

Daniela Moreno, egresada de Educación Diferencial con mención en Desarrollo Cognitivo, habló en representación de la primera generación de educadoras diferenciales egresadas de la UDP, valorando y reconociendo el esfuerzo del programa: “Tal como un hijo propio, nuestras profesoras engendraron y comenzaron a construir esta gran respuesta a una de las más importantes necesidades de la educación chilena. El reconocimiento, la comprensión y valoración de la diversidad, como principios que dan sustento a las herramientas de los y las estudiantes otorgando protagonismo, impulsando en ellos que sean los principales arquitectos en su proceso de aprendizaje”, señaló.

Además, agradeció a todos las educadoras y educadores que participaron de su proceso de aprendizaje a lo largo de la carrera, aludiendo a un profesor muy querido en toda la facultad: “Donde sea que esté, esperamos que siga entregando conocimiento y que encariñe a tantos y más estudiantes con esta área tan compleja como son las matemáticas. Un abrazo a lo alto profesor Sebastián Howard”, expresó en su emotivo discurso.

En la carrera de Pedagogía Media, en tanto, el egresado Luis Castillo, de Historia y Ciencias Sociales y la egresada de Lengua Castellana y Comunicación, Beatriz Palma, también quisieron expresar unas palabras. “La educación no es algo que se pueda aprender en un manual, es un estilo de vida que va más allá de todo altruismo; con altos y bajos, decepciones y encantos, pero a fin de cuentas exige compromiso y tolerancia frente a quienes educamos y la vida en general”, señaló Luis Castillo, para luego hablar del compromiso docente y los retos que eso involucra: “Hombres y mujeres. Adultos, jóvenes y niños. Donde cada uno nos plantea un desafío, uno que nunca acaba. Esa es la vida del docente, profesor o educador, en quienes nos convertimos gracias a nuestros maestros presente en este salón”, dijo, pidiendo un aplauso para todos los docentes allí presentes.

Beatriz Palma dio por finalizada la ceremonia, con un discurso cargado de gracia sobre los retos que les propuso la carrera y sus experiencias. “La universidad se volvió nuestra casa de estudio y los centros de práctica los retos de cada semana, no tuvimos a Sergio Lagos ni a Karla Constant para darnos aliento, pero sí a la Profesora Alejandra Ochoa y a Roberto González, entre tantos otros, para mantenernos en competencia”, señaló con humor.

La egresada de Pedagogía Media en Lengua Castellana y Comunicación aseguró que recordará su experiencia en la Facultad de Educación “como una época de gran intensidad en que entendí el nivel de trascendencia que puede tener un profesor y las pequeñas revoluciones que podemos formar en una sala de clases”.

[PDF] Descarga el discurso completo de Liliana Ramos AQUÍ.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.